Estás en: Ongarai Eskola / Proyectos del Centro
EUSKERA     CASTELLANO
accesos directos ContactoNoticiasGaleríaActividades complementariasCalendarioProyectosOferta educativaServiciosEl Centro
CURSO2017-2018

Proyectos


Aprendizaje cooperativo (CA/AC)

SEGUIMOS CONSOLIDANDO EL APRENDIZAJE COOPERATIVO EN LAS AULAS.


Se ha sistematizado el trabajo por medio de la comisión de AC y su integración en la dinámica habitual de los ciclos. El desarrollo del plan de mejora trimestral será la base del trabajo cooperativo y las líneas principales serán siendo las siguientes:

  1. Formación del profesorado.
  2. Desarrollo de los planes de equipo.
  3. Evaluación de los planes de equipo.
  4. Carpetas de aula y Proyecto de centro.
  5. Dinámicas de cohesión.
  6. Normalización del AC en la vida del centro.


PARTEKATUZ IKASI.


Durante este curso, vamos a ser tutores de 3 centros educativos, con los que compartiremos nuestra experiencia sobre Aprendizaje Cooperativo. Los centros son: Eguskitza eskola (Lemona), Amaña eskola (Eibar) y el instituto de Elorrio.



A continuación, un resumen de las tres ideas fundamentales que están en la base del Programa CA/AC.

Frente al dilema constante entre una escuela que selecciona previamente a su alumnado para ajustar mejor la intervención educativa a las características del mismo, y una escuela que basa fundamentalmente su potencial educativo en el hecho de que sea inclusiva, que no excluya a nadie, nos decantamos decididamente por la segunda, puesto que representa el medio más eficaz para combatir las ideas discriminatorias – meta cada vez más importante en el mundo actual–, para crear comunidades que acojan abiertamente a todo el mundo, sea cual sea su país y su cultura de origen, sea cual sea su capacidad intelectual, en una sociedad inclusiva, y, además, a través de ella se logra una educación integral para todos, tal como se proclama en la Declaración de Salamanca, que contiene las conclusiones finales de la Conferencia Mundial sobre necesidades educativas especiales: acceso y calidad, organizada por la UNESCO y celebrada en Salamanca el año 1994.


Educación inclusiva y, más concretamente, escuelas y aulas inclusivas, por una parte, y aprendizaje cooperativo, por otra, son dos conceptos distintos pero estrechamente relacionados:

  • La única manera de atender juntos en una misma aula a alumnos diferentes –tal como exige la opción por una escuela inclusiva– es introducir en ella una estructura de aprendizaje cooperativa, en detrimento de una estructura individualista o competitiva, aún dominante en las aulas actualmente. ¿Cómo pueden progresar en su aprendizaje alumnos “diferentes” a la mayoría de los que asisten a una escuela (diferentes por varios motivos: porque tienen alguna discapacidad, porque son de culturas distintas y no dominan la lengua predominante, porque pertenecen a un entorno social marginado...) en un aula en la cual cada uno trabaja solo en su pupitre y en la cual el profesor o la profesora debe atender individualmente a sus estudiantes tan “diversos” unos de otros? ¿Cómo pueden progresar estos alumnos “diferentes” en un aula en la cual los estudiantes compiten entre ellos para lograr ser el primero, el mejor, sea como sea? Sólo pueden aprender juntos alumnos diferentes (en capacidad, interés, motivación, cultura, lengua, origen social...) en una clase organizada cooperativamente, en la cual todos colaboran y cooperan, se ayudan, para alcanzar el objetivo común de progresar en el aprendizaje, cada uno hasta el máximo de sus posibilidades.

  • Y no puede haber propiamente cooperación –con el desarrollo de la solidaridad y el respecto a las diferencias que la cooperación supone, si previamente se han excluido de un aula a los que son “diferentes”, si el aula no es inclusiva. ¿Cómo aprenderán a cooperar y a respetar las diferencias, en definitiva, a convivir, en una sociedad inclusiva y en comunidades integradoras, alumnos con características personales distintas, con discapacidad y sin discapacidad, con una cultura u otra... si han sido educados en escuelas o aulas separadas? Tal como defiende la UNESCO, las escuelas ordinarias con una orientación inclusiva, con una pedagogía centrada en los niños y las niñas y basada en la cooperación –tanto entre los maestros y maestras a la hora de enseñar, como entre los alumnos y las alumnas a la hora de aprender– son el medio más eficaz para lograr una educación integral para todos.


Por otra parte, teniendo en cuenta que la LOE estructura el currículum en torno a las competencias básicas, podemos afirmar y preguntarnos también lo siguiente:

  • El desarrollo de las competencias básicas –al menos de algunas de ellas– requiere, necesariamente, la estructura cooperativa de la actividad en el aula. Es decir, algunas competencias básicas no pueden desarrollarse propiamente en una estructura individualista o competitiva de la actividad de los alumnos en el aula. Algunas competencias comunicativas –como, por ejemplo, expresar, argumentar e interpretar pensamientos, sentimientos y hechos; escuchar las ideas ajenas; aceptar y realizar críticas constructivas; colocarse en el lugar de otro de forma empática; respetar opiniones distintas a las propias con sensibilidad y espíritu crítico...–, y algunas competencias sociales –como practicar el diálogo y la negociación para resolver conflictos; trabajar en equipo aportando lo que uno sabe junto a lo que saben los demás para resolver juntos problemas comunes...–, ¿cómo se pueden desarrollar en un aula organizada de forma individualista, en la cual los alumnos prácticamente no interactúan entre si, o en una aula competitiva, en la cual compiten unos con otros? Difícilmente se pueden practicar y, por lo tanto, aprender, estas competencias y otras, si los alumnos no tienen la oportunidad de trabajar juntos, en equipo, dentro de la clase, de forma continuada.






Ongarai Eskola
Barrio Ongarai s/n
48260 - ERMUA
Teléfonos: 943170011 - 943254267
Fax: 943170011

Email: 015100aa@hezkuntza.net
© 2013. Ongarai Eskola Ermua. AVISO LEGAL